El Govern pospone hasta setiembre la decisión sobre la ampliación del aeropuerto de El Prat

17/07/2021

La segunda reunión de la mesa técnica entre el Govern, el Gobierno central y los ayuntamientos de los municipios más afectados (Castelldefels, Gavà, El Prat, Barcelona, Viladecans y Sant Boi), celebrada el pasado jueves, sirvió para que ambas partes expresaran con firmeza su posición ante el proyecto. Los ayuntamientos de los municipios vecinos se posicionaron con fuerza, una vez más, en contra de la ampliación y sustentaron su posicionamiento con los argumentos clave de la afectación climática y la contaminación acústica que provocaría esta modificación. 

Futuras reuniones

El próximo miércoles 21 de julio está previsto que la mesa técnica se vuelva a reunir para extraer conclusiones sobre la ampliación del aeropuerto de Barcelona. De todas formas, la Generalitat apurará al máximo la decisión que determinará la viabilidad de la propuesta. Desde Vicepresidència ayer dijeron que “Con toda seguridad, la semana próxima no realizaremos ningún pronunciamiento sobre el aeropuerto ni, mucho menos, adoptaremos ninguna resolución al respecto, ya que “hay muchos intereses y presiones que nos aprietan para que tomemos una decisión en julio, pero aunque cabe la posibilidad de que sea así, todo pinta a que se decidirá en septiembre”.

En busca de conclusiones

En esta futura reunión está previsto que el Govern exponga un resumen de conclusiones que recojan los argumentos en contra de los ayuntamientos y asociaciones de los municipios vecinos y las propuestas de Aena. Este documento deberá servir para la futura decisión y para la opinión pública. Más adelante, el 29 de julio, se celebrará otra reunión, pero en esta también están invitados los ayuntamientos de Reus y de Girona, además de Adif, el gestor público de infraestructuras ferroviarias, para poder debatir y poner sobre la mesa las posibles soluciones alternativas a la ampliación.

Una decisión nada clara 

La decisión no está nada clara y es que el Govern no se ha pronunciado firmemente de ninguna forma a ojo público. Algunos están muy convencidos de la salida adelante de la propuesta, pero hay una fuerte presión por parte de entidades, asociaciones y organizaciones que están en contra del proyecto y que ponen por delante la preservación del medio ambiente y la salud de los vecinos afectados. 

Ahora queda seguir luchando y esperar a la resolución del Govern.