Efectos en la salud «muy severos» si se amplía el aeropuerto

30/11/2021

La ampliación del aeropuerto va en contra de la salud, tanto de las personas como del planeta. Lo corroboran un grupo de expertos de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, del Instituto de Salud Global de Barcelona y de la UPF, que han elaborado un informe con el objetivo de acabar con la polémica del aeropuerto. En este documento, destacaron que, el proyecto de la ampliación, podría tener «efectos muy severos» en la salud de la población. Así lo resumía Carme Borrell, una de las firmantes del informe y gerente de la Agència de Salut Pública.

Según Europa Press, que tuvo acceso a este informe, los expertos quisieron destacar la relación entre las aeronaves y las plataformas aeroportuarias; y sus efectos en el clima, causados por las emisiones de gases de efecto invernadero y dióxido de nitrógeno, que empeoran la calidad del aire, y por el calentamiento que provocan los surcos de los aviones.

La calidad del aire va relacionada con la salud de aquellos que lo respiran: si el aire está dañado, nuestra salud se verá afectada directamente. Está dañada por muchos motivos, entre ellos la contaminación de las aeronaves, y se prevé que si empeora, tendría graves efectos sobre la salud tanto física (enfermedades respiratorias y cardiovasculares, cánceres, dificultad de concentración, impacto en el desarrollo cognitivo de los menores y, incluso mortalidad prematura), como mental (más relacionadas con el estrés y el trastorno del sueño).

1.000 muertes al año por contaminación

Según los expertos, varios estudios sobre la contaminación del aire y de la salud en Barcelona han concluido que alrededor de unas 1.000 muertes al año se pueden atribuir al exceso de contaminación, si se toman como referencia los umbrales establecidos por la organización Mundial de la Salud.

Es más, según el ISGlobal, el área metropolitana es la sexta conurbación del continente con mayor mortalidad por dióxido de nitrógeno (NO2).

En el ámbito de la salud mental, destaca también el impacto que provoca el ruido de los aviones, que afecta en las horas de sueño y provoca estrés. Estos impactos aumentarían en caso de que hubiera una ampliación, ya que lo que también se magnificaría y aumentaría sería el ruido que habría.

Soluciones

La ampliación del aeropuerto supondría apostar por un modelo no sostenible ecológica y socialmente, que iría completamente en contra de los acuerdos de París de 2015 para hacer frente a la emergencia climática.

Tal y como los expertos aclaran, se necesitan soluciones que convivan con el planeta y con las personas que viven en él, no soluciones que les acaben perjudicando.